lunes, 12 de mayo de 2014

Donkey Kong Country: Tropical Freeze

Todos recordamos con mucho cariño los juegos de Donkey Kong que tuvimos en nuestro SNES, eran obras de primer nivel que todo aquel considerado amante de los videojuegos debió haber jugado. Estos juegos fueron desarrollados por Rare, quienes en su momento vivieron junto a Nintendo una época maravillosa. Con el paso de los años Nintendo optó por revivir la saga Country en 2010, pero ahora en manos de Retro Studios, que son tan capaces como sus predecesores. El juego fue llamado Donkey Kong Country Returns y fue una obra fantástica, pero como lo bueno no debe quedar ahí, este año nos trajeron la secuela, ¡que está impecable!

SITIO: Donkey Kong Country: Tropical Freeze
DESARROLLADOR: Retro Studios
DISTRIBUIDOR: Nintendo
SISTEMA: Wii U
FECHA: 21 de febrero del 2014

Si pensábamos que el Wii U se iba a quedar sin DK estábamos muy equivocados, pues el gorila de la compañía japonesa volvió y no solo acompañado por Diddy, Dixie y Cranky Kong; sino que con todo el potencial en HD de la consola de Nintendo de próxima generación. Los escenarios lucen más bonitos que nunca, siempre cambiantes y con una infinidad de detalles, que aunque simplemente sean de adorno o de fondo, lograrán que disfrutes cada momento de esta aventura.

Todo comienza en el cumpleaños de Donkey Kong, en donde pasaba un gran día junto a sus amigos cuando de repente, una tropa de vikingos invade la Isla Kong, despachando a nuestros gorilas a tierras insólitas. Es aquí donde tenemos que tomar el control y guiar a Donkey y compañía hasta su isla natal, pero el viaje no será sencillo, pues debemos atravesar varias islas hasta conseguir nuestro objetivo. Estas islas estarán llenas de peligro y conforme avancemos el juego se tornará más y más difícil, no es mentira decir que es uno de los juegos con mayor reto en nuestros Wii U.

Gracias al Wii U tenemos nuevas perspectivas.

El control sobre nuestros personajes es básicamente el mismo que la versión de Wii, sólo que aquí evitaremos agitar los controles como se hacía anteriormente. Ahora la experiencia es más clásica y será a puro botonazo, estilo que se adecúa bien para que podamos usar más controles y no sólo el Gamepad. En modo de un jugador tendremos el control sobre DK, pero vamos a poder agregar ya sea a Diddy, Dixie o a Cranky a nuestro gameplay destruyendo el barril en donde se encuentren prisioneros. Cada uno de estos simios proporcionará a Donkey una habilidad extra y dependiendo del acompañante podremos descubrir caminos únicos que nos llevarán a niveles secretos. Para el modo de dos jugadores, el jugador número uno controlará a DK mientras que el dos tendrá uso del acompañante que deseé.

Controlar a Rambi sigue siendo muy divertido, ¡cuidado!

Para esta entrega tenemos de regreso a David Wise, quien fuera el compositor musical de la saga Country de SNES. Es una verdadera maravilla tener a esta persona de vuelta en la saga, porque su estilo se nota y se siente, cada tema toca nuestros sentimientos, llegando a nostalgia con temas similares a los clásicos, pero también creando nuevas sensaciones con temas únicos que nos harán vibrar a cada paso. Si quieren comprobar esto que les menciono les voy a dejar dos temas (de muchos) que podrán escuchar en el juego.

Funky Waters (Amiss Abyss).


Snowmad's Theme.


Qué bellas melodías, el regreso de David Wise no pudo ser mejor, ¡voy a llorar!

Quizás haya elementos que le resten puntos a este juego, pero todo es cosa de perspectiva. La pantalla táctil del Gamepad no se usa en absoluto, y eso que Nintendo acababa de confirmar que el 'pad' sería en lo que se enfocarían en este año, a ver si es verdad y en futuros juegos le vemos más utilidad. Miiverse fue lo que me pesó, pues tampoco es usado para nada, claro que está la comunidad y todo eso, pero no hay interacción directa como sucede con juegos de la talla de Nintendo Land o New Super Mario Bros. U. Supongo que no se profundizó en estos ajustes debido al apuro por parte de Nintendo por liberar este juego por las exigencias de los videojugadores, pero quitando estos detalles, el juego es único e invaluable.

Dixie Kong es muy habilidosa bajo el agua.

Esta es una obra con mucho reto, se darán cuenta si son dignos videojugadores o no el terminarlo, y mejor aún sin hacer uso de objetos especiales y consiguiendo los rompecabezas y letras 'KONG'. El juego es una verdadera maravilla, recomendado para todo mundo.