sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz año nuevo 2017: Lo mejor del Wii U

Qué tal, es el último día del año y todo está en revolución porque el festejo para recibir el 2017 no puede faltar. Para mí el 2016 en cuanto a videojuegos ha sido fantástico, he agregado una librería de títulos increíbles a mi colección.

¿He jugado lo suficiente? Para mi gusto no, no ha sido como yo quisiera. Los juegos clave para mí este año han sido Splatoon, Xenoblade Chronicles X y el fantástio Dragon Quest VII: Fragments of the Forgotten Past. Es lo que más he jugado y para tristeza mía no he podido acabar los últimos dos. En el último par de meses del año me vi beneficiado en cuanto a los amiibo, pude adquirir muchos que me faltaban, pero necesito más, nunca es suficiente, ja, ja, ja (en serio). Otra cosa: Los tenis que surgieron tras la alianza Vans | Nintendo llegaron y no podía ser más feliz, ojalá que llegara más mercancía de este tipo a nosotros.

El año que está por comenzar promete alegría para los fans de Nintendo, la inminente llegada del Nintendo Switch es clave para marcarlo, pero desafortunadamente da pauta a la caída del Wii U, una de las consolas que más he disfrutado en todos estos años. En base a esto, me gustaría hacer una retrospectiva con los mejores juegos que dio la consola, increíbles joyas que me hicieron pasar momentos inolvidables al lado del Gamepad. Estamos en el momento exacto en que se cierra un ciclo para comenzar una nueva etapa.

Cuando llegó Wii U a nosotros trajo consigo tres juegos que siempre consideré como la combinación perfecta para iniciarse en la consola, Nintendoland, New Super Mario Bros. U y ZombiU son juegos que siempre recomendaré para quien desee entrar en el universo U. Son juegos completamente diferentes y por lo mismo es ideal jugar con ellos desde un principio, muestran los alcances de la consola y el uso del control de forma más interactiva que antes.


En el año 2013 hay tres juegos que quiero resaltar, juegos sólidos y que son parte importante de sus respectivas sagas. Primero que todos llegó Pikmin 3, una obra que fácilmente puede pelear como el mejor título de Wii U, pero eso lo veremos más adelante. Es un cúmulo de emociones, sentimientos y nostalgia que nos llevan a descubrir escenarios fantásticos, una ambientación increíble y un uso del Gamepad perfecto. Seguido llegaron Sonic: Lost World, al cual considero de mis predilectos de este personaje y también tuvo una fuerte presencia Super Mario 3D World, que vaya, creo que es el mejor multijugador del sistema, pues lleva muy bonito lo visual y su sistema de juego es muy atinado.


El siguiente año tuvieron a bien llegar juegos que quiero catalogar en dos categorías: los indispensables y los que son para cierto sector, aunque no debiera ser así. En la primera categoría voy a colocar a Donkey Kong Country: Tropical Freeze, Mario Kart 8 y Super Smash Bros. for Wii U. Todos ellos son muy buenos para hacer funcionar cualquier reunión, desde un plataformas para dos jugadores, hasta una fiesta en donde visitan algunos amigos. En cuanto a los juegos que van para cierto sector, quiero colocar a Bayonetta y Captain Toad: Treasure Tracker; juegos que si bien no fueron tan populares como hubiéramos querido, son de lo mejor que tiene el sistema, en especial los dos juegos que llegaron de Bayonetta, que no sé cómo no se hizo indispensable para quienes tienen la consola.


Al poco tiempo llegó Kirby and the Rainbow Curse, un juego que usa el Gamepad al 100% y que lo hace de forma muy intuitiva. Splatoon y Yoshi's Woolly World llegaron después. De estos dos juegos no tengo nada más que decir que no sean elogios, por su trabajo en todos los aspectos. En el 2015 también quiero resaltar Super Mario Maker y Xenoblade, otro juego de esos que me marcaron dentro de la consola.


Finalmente este año trajo un título que creo que tiene un excelente gameplay, pero por muy bueno que parezca, la prensa se encargó de destruirlo, de verdad no podía creer lo que leía. Star Fox Zero tiene un control soberbio, en verdad crees formar parte del escuadrón. Me gusta relacionar mucho su control con lo que tenemos en Splatoon por sus movimientos. Este título también es una joya visualmente. En este año hubo otros títulos que fueron lanzados pero no pude adquirirlos, tales como Tokyo Mirage Sessions; #FE o Paper Mario: Color Splash; estoy seguro de que son juegos increíbles y que pienso adquirir en algún momento.


De entre toda esta variedad de juegos me cuesta decidir uno como el emblemático de la consola, pero de tener que hacerlo, voy a optar nuevamente por Splatoon, es un juego que me llegó de todas formas: su control tan intuitivo, su calidad visual, el fluido juego en línea, coleccionables y por supuesto lo sonoro. Creo que es el juego ideal y que más representa al Wii U.

Me hubiera gustado desarrollar más esta lista de títulos, desmenuzarla y escribir de forma más amplia sobre ellos, pero en algún punto lo haré. Espero que todos pasen una noche fantástica rodeado de amigos y familiares o bien jugando su título favorito.

Pasen una buena noche y ¡feliz año nuevo 2017!