domingo, 13 de febrero de 2011

La maldición del completista

¿Has sentido como que a veces se te pasa un comic y te entra la desesperación? A lo mejor porque la costumbre ha sido obtenerlo todo, no un poco, es preciso tenerlo todo. ¿Será bueno? Creo que lo mismo pasa con los videojuegos, y creo que no está bien. Supongo que el camino debe ser en ser más selectos a la hora de escoger nuestros productos.

Sin embargo, he escuchado de coleccionistas (¿coleccionstas o completistas?, vale la pena analizar cada definición) que compran todo, pero disfrutan de poco, hay mucho que no leen por falta de tiempo. Lo que a mí me pasa es que sí hay momentos en que se me acumulan, pero sí logro disfrutar cada tomo o juego, me ambiento. Desde aquellos tie ins tan criticados hasta cualquier número tan chingón, los disfruto por igual. Aunque debo de confezar, ya no con aquella fuerza como la que era en mis tiempos de secundaria o preparatoria. Quizá falte inspiración, o no lo sé.

Creo que estoy llegando al punto en que ya no sé que camino tomar, es difícil dejarlo, ha sido una tradición desde tiempos de primaria.

También podría ser más selecto, pero siempre quedará la espinita clavada por saber más. Es una encrucijada...

No hay comentarios: